Saltar al contenido

Tener una franquicia en tiempos COVID-19

Tener una franquicia en tiempos COVID-19, es ¿una buena decisión?

 

Nadie podría haber previsto el impacto del coronavirus en nuestras vidas. La mayoría de nosotros tendería a pensar que iniciar cualquier negocio en un año como este sería una locura.

 

Pero eso no es necesariamente cierto. He aquí por qué invertir en una franquicia puede ser una buena decisión para ser dueño de un negocio exitoso.

 

La pandemia del COVID ha creado nuevas opciones para inversores. Las tasas de interés han bajado, los propietarios están más dispuestos a negociar plazos de arrendamiento más cortos y concesiones en el alquiler, y los bancos están más proclives a negociar préstamos con mejores tasas de interés. Estas condiciones son muy favorables para quienes buscan instalarse. Asegurar términos favorables ahora, cuando las personas y las empresas están más flexibles, puede acelerar el crecimiento de una franquicia, especialmente cuando las cosas comienzan a recuperarse.

 

Para los inversores en franquicias, otra área en la que hay espacio para negociar es con el franquiciador. Si estás considerando convertirte en propietario de una franquicia, existen más incentivos y flexibilidad en el contrato de franquicia que los concedidos habitualmente. Incluso si es solo temporal, puedes hablar sobre los cambios que se pueden hacer para ayudarte a superar la pandemia. Y si necesitas más ayuda, la Administración de Pequeñas Empresas de EE. UU. también puede ayudarte. Actualmente, la SBA está eximiendo los primeros 6 meses de pagos de cualquier préstamo de adquisición de franquicia originado antes del 27 de septiembre de 2020. Tienen información adicional y recursos útiles como orientación para pequeñas empresas, asistencia en caso de desastre y otras opciones de ayuda.

 

No estás solo

Con toda la incertidumbre sobre el futuro, vale la pena tener a alguien a quien acudir, alguien que pueda proporcionar experiencia en la industria de las franquicias para navegar por la propiedad de una franquicia. Un consultor de franquicias puede ser un recurso invaluable de orientación y apoyo, especialmente en momentos como estos, por lo que no tendrás que dar el salto solo. Con un amplio conocimiento y experiencia en la industria, un consultor de franquicias te ayudará a alcanzar tus objetivos. Es importante apoyarse en sus recursos y en personas con experiencia durante estos tiempos.

 

Además, cuando estés en el negocio como franquiciado, tendrás soporte corporativo capacitado con las mejores prácticas y eso significa que no tendrás que crear procedimientos y procesos desde cero. Simplemente deberás seguir la «receta del éxito» proporcionada por tu franquiciador.

 

Y, por supuesto, no te olvides de tus clientes potenciales. Cuando los tiempos son difíciles, es más probable que elijan una marca en la que confíen. Una franquicia se asocia con un nombre en el que la gente sabe que puede confiar. Al final del día, tanto tu como tus clientes estarán asumiendo menos riesgos.

 

Las franquicias están diseñadas para ayudarse mutuamente

Los franquiciados forman parte de una gran red de propietarios de empresas. Pueden aprender unos de otros y desarrollar soluciones colaborativas y efectivas junto con el apoyo de su franquiciador. Por ejemplo, algunas empresas han implementado el envío de campañas de mensajes de texto para ayudar a sus franquiciados a comunicarse con los clientes durante la pandemia. Si esto es algo que funcionó en un lugar, es probable que funcione para muchos otros.

 

Si estás buscando marcas con la estructura de soporte que estén lista para capear esta tormenta, los consultores de franquicia pueden ayudar brindándote el más alto nivel de experiencia en todos los sectores de la industria de franquicias y modelos operativos. Te ayudarán a encontrar una franquicia con la que puedas asociarte a largo plazo.

 

Mientras piensas en cómo va a cambiar tu vida, no olvides que todos están experimentando lo mismo. Todos estamos un poco ansiosos por lo que nos depare el futuro. Si bien es bueno ser empático con quienes comparten la misma lucha, no dejes que eso te impida progresar. Acepta el desafío y crearás un negocio que puede superar cualquier obstáculo. Recuerda que «las mareas altas elevan todos los barcos».

Suscríbete a nuestro Newsletter