Saltar al contenido

¿Cuáles son los riesgos de una empresa en USA?

¿Por qué es importante analizar los riesgos de una empresa?

Si no le das la importancia al área de riesgos y analizas el tema, es posible que un caso fortuito pueda destruir tu empresa de la noche a la mañana. Siempre nos enfrentamos a diversos riesgos y muchos son totalmente ajenos a nosotros.

El emprendedor o empresario, una vez que decide empezar a construir un proyecto desde cero, está expuesto a “n” cantidad de riesgos que es importante considerar y armar un adecuado programa de administración de riesgos para administrarlos de la manera más adecuada, eliminar los que se puedan o disminuirlos, transferirle a una compañía de seguros aquellos que tienen cierta posibilidad de ocurrir y que, de llevarse a cabo, dañarían de manera importante el patrimonio y/o el de sus inversionistas.

¿Cómo proteger tu empresa?

Emprender de por sí ya implica riesgos. Desde el riesgo que no funcione una idea, que no encuentres un mercado adecuado o la forma de que tome vida tu idea.

El empresario debe cuidar sus recursos, tanto humanos como los activos de su empresa. Hoy en día algo muy valioso para la empresa es su equipo humano. Los equipos de trabajo están expuestos a diversos riesgos de salud, enfermedad o accidentes, que se pueden cubrir mediante diversos programas de seguros de gastos médicos mayores y/o menores, pólizas de excesos, cash flows, seguros de accidentes personales y seguros de vida, por mencionar algunos.

En cuanto a los activos de la compañía es importante contar con un programa de aseguramiento adecuado que contemple los diversos riesgos a los que está expuesta la empresa, desde incendios, terremotos, inundaciones, colisiones, robos, hasta hackeos o ciber riesgos que hoy en día están a tope y creciendo exponencialmente debido a la cantidad de modelos de negocios de base tecnológica. Por ello, es importante contar con diversas pólizas de seguros para cubrir los inmuebles, las oficinas, los puntos de venta, los inventarios, las flotas de autos o camiones, dinero y valores, equipo tecnológico y demás activos que tenga tu compañía.

¿Por dónde tienes que empezar?

• Tómate un par de horas para analizar tu empresa y los diversos riesgos a los que está expuesta.
• Acércate a un profesional de riesgos o de seguros y junto con tu equipo más cercano, busquen las formas más adecuadas para administrar los riesgos de la mejor manera posible.

 

Fuente: Grupo ALEB®

 

¿Quieres contactarte con Grupo ALEB®?
Si eres miembro VIP Pass Thinkinworld puedes contactarlos en forma gratuita haciendo click aquí

Suscríbete a nuestro Newsletter